¿En que se piensa cuando haces paracaidismo?

¿Qué pasa por tu mente cuando haces paracaidismo? ¿Qué se siente al saltar en paracaídas? Estas son preguntas habituales que nos suelen hacer sobre todo los que van hacer su primer salto en paracaídas.

Aunque, sin duda, una de las preguntas más populares es probablemente ¿es el paracaidismo como la montaña rusa o el elevador del parque de atracciones?

Parece que hay mucho que pensar de este deporte. Para algunos complicado pero que en realidad es maravillosamente simple y que nos da uno de los mejores regalos: el vuelo humano en forma de paracaidismo.

Aprender sobre lo que sucede cuando saltas en paracaídas responderá algunas de estas preguntas comunes ¿vamos a ello?

Que pasa por tu mente cuando saltas en paracaídas

Bueno, lo que pasa por tu cabeza cuando haces paracaidismo dependerá de si eres un saltador tandem, estás haciendo el curso de paracaidismo o eres un fun jumper (paracaidista graduado).

TANDEM

Cuando saltas en paracaídas tandem, estás conectado de forma segura a un instructor altamente cualificado que te guía a través de la experiencia, desde el embarque hasta el aterrizaje. El paracaidismo tandem permite a las personas comunes probar la experiencia transformadora que brinda un salto en paracaídas, todo con apenas unos minutos de entrenamiento.

Un salto en paracaídas tandem es una manera increíble de descubrir de que va el paracaidismo, y te permite disfrutar de cada parte del salto con la cabeza despejada, ya que todo el control está en manos del monitor. En otras palabras, lo que pasa por tu mente es ¡WOOHOOOOOOO!

La gran mayoría de las veces, el salto se imagina como algo aterrador, pero en realidad, es mucho más placentero de lo que se cree.

CURSO DE PARACAIDISMO

Aprender a saltar en paracaídas solo es una aventura desafiante y muy gratificante que cambia tu vida. El curso de paracaidismo AFF es un método homologado internacionalmente en el que obtienes una base de aprendizaje y las habilidades necesarias para saltar tú solo con un paracaídas. A medida que avanzas en el curso, asumes más responsabilidades aunque hasta el final estarás acompañado por al menos un instructor.

Lo que pasa por tu mente mientras aprendes a hacer paracaidismo en solitario, además de una lista completa de procedimientos y protocolos de seguridad, es un…¡WOOOOHOOOOO!

Emociones: efectos secundarios del paracaidismo

Ya sea porque eres un saltador tandem o estás haciendo el curso AFF, un día de paracaidismo es una mezcla de emociones. Es totalmente normal sentirse nervioso y emocionado antes de embarcar… mientras asciende el avión… y sobretodo mientras estás en la puerta preparándote para saltar.

Pero una vez estés de vuelta al suelo, te sentirás increíblemente relajado ¿sabes por qué? ¡porque volaste!

Entre el estar arriba y estar abajo, estaba la caída libre. Ese es el beneficio del paracaidismo. Tan pronto como sales del avión, esa sensación de zumbido que tenías se desvanece y todo lo que queda es la liberta total. Tu mente está clara y cualquier ansiedad que hayas tenido se evapora por completo.

Mientras vuelas a 200km/h, tu cerebro te permite (mas bien es un regalo) subirte la dosis de adrenalina, y cuando el paracaídas se abre, eres otra vez recompensado con la serotonina y dopamina. Allí arriba, todo está bien.

PLUS

Además de eso, consigues otra cosa importante: el logro y el empoderamiento que sientes no es fugaz ¡Dura! El paracaidismo es, de hecho, terapéutico en este sentido. Sus efectos son como un efecto dominó que vale la pena probar.

Sensaciones: ¿se siente el paracaidismo como la montaña rusa?

La suposición de que saltar desde una avión te sacudirá las entrañas y te dará un vuelco en el estomago, nada más es que… ¡una suposición infundada! En la caída libre no se siente como la montaña rusa o el elevador.

Esa sensación en el estómago se produce cuando te mueves lentamente o no te mueves y caes en picado, como en la silla elevadora del parque de atracciones. Cuando saltas en paracaídas, saltas de un avión que se mueve rápidamente y no para. De hecho, a medida que el viento relativo que sube hacia ti y la gravedad te tira hacia abajo se igualan, te estabilizas y alcanzas la velocidad máxima.

Esta velocidad, llamada velocidad terminal, es de unos 200km/h para la mayoría de las personas y se siente como si estuvieras viajando en un colchón de aire.

NO sientes caer en absoluto, es como si estuvieras flotando. Y esto es lo que pasa por tu mente y lo que sientes cuando estás fuera del avión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Skydive MADRID: 30 años de historia

octubre 29, 2022

¡Estamos de aniversario! Cumplimos 30 años viendo Madrid desde el cielo. Corrían los años 90 cuando Iñaki Bilbao regresaba de Estados Unidos con el curso de paracaidismo …

Ler Más

Skydive MADRID: 30 años de historia

¡Estamos de aniversario! Cumplimos 30 años viendo Madrid desde el cielo. Corrían los años 90 cuando Iñaki Bilbao regresaba de Estados Unidos con el curso de paracaidismo …

Ler Más