5 Lugares destacados que puedes visitar en Ocaña

El próximo domingo día 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo, y desde Skydive MADRID queremos fomentar el turismo local de “nuestro pueblo”: Ocaña, recomendándote 5 lugares de interés turístico del local que puedes visitar antes o después de tu salto en paracaídas. 

Ocaña se alza en la meseta en su propio territorio, La Mesa de Ocaña, que lo eleva de parajes, monumentos, cultura e historia. Su conjunto urbano, de trazado medieval, con grandes casonas, palacios, conventos e iglesias, es uno de los más importantes de Castilla-La Mancha. 

BREVE HISTORIA DE OCAÑA 

Poblada desde la prehistoria debido a sus tierras fértiles, fue asentamiento íbero, romano, visigodo y árabe. Dada en dote de su hija a Alfonso VI por el Emir de Sevilla no duró mucho en manos cristianas, estando en disputa hasta que Alfonso VII la integró al reino de Castilla. 

Hasta su expulsión en 1492, en Ocaña habitaba una de las comunidades judaicas más importantes de Castilla, entonces surgieron nuevos cristianos que se integraron en la corona hispánica, siendo muy útiles ya que conseguían sus puestos por méritos y no por alcurnia.  

Ocaña fue escenario de grandes acontecimientos como las cortes celebradas por Juan II en 1422, y por su hijo Enrique IV entre los años 1468 y 1469. También fue lugar de refugio de Isabel la Católica, exiliada de la Corte de su hermanastro Enrique IV; y donde encontró a sus mayores valedores en los caballeros ocañenses Gonzalo Chacón y Diego Gutiérrez de Cárdenas, este último comendador de Santiago. 

Si antaño fue una población fundamentalmente agrícola; Durante el siglo XIX se producía toda clase de cereales, de hortalizas, aceite, vino, lino, seda y frutas. En la actualidad el sector predominante es el de servicios con un 60,8 % del total de empresas que operan en el municipio, seguido por los de la construcción, la industria y finalmente la agricultura. 

QUÉ VER EN OCAÑA 

Como toda villa, lo más interesante está en el casco histórico de Ocaña, desde donde se recomienda empezar la visita, partiendo de su Plaza Mayor, considerada la tercera Plaza Mayor de España, sólo superada por la de Madrid y Salamanca. Empezó a construirse en 1777 por orden de Carlos III y cuyas fachadas reciben nombres diferentes, ya que para poder terminar la plaza se solicitaron préstamos a diferentes localidades, por lo que, en homenaje, se erigieron sus nombres.   

Si quieres ver algo único y exclusivo, el segundo lugar de interés que recomendamos es La Fuente Grande de Ocaña: un ejemplar de la arquitectura renacentista que cuenta con el estatus de Bien de Interés Cultural. Este complejo de aguas del siglo XVI fue diseñado minuciosamente por Juan de Herrera, el arquitecto de El Escorial. 

El Convento de Santo Domingo de Guzmán, construcción renacentista de mediados del siglo XVI, fue uno de los pocos conventos que se libró del decreto de Desamortización de Mendizábal. Su primera piedra, erigida por el futuro Felipe II, cuando aún era apenas un joven príncipe y estuvo viviendo en Ocaña. 

En su condición de Villa, a Ocaña se le concedió el privilegio de administrar justicia, el hecho se vio representado con la puesta del Rollo de la Justicia o Picota de Ocaña, que es una columna de piedra coronada por una cruz.  

Actual sede del Juzgado de primera instancia de Castilla la Mancha, el Palacio de Cárdenas de Ocaña, igualmente conocido como de los Duques de Frías, cuenta también con el estatus de Bien de Interés Cultural, y se remonta a finales del siglo XV. En su interior, los capiteles de las columnas poseen el símbolo de Gutiérrez de Cárdenas, la “S”. Siendo él sobrino del consejo y mayordomo de la princesa Isabel de Castilla, era persona de su total confianza. Como la boda, entre los príncipes Isabel y Fernando era un secreto, Cárdenas fue el encargado de visitar Aragón y ser los ojos de Isabel en Zaragoza, donde se llevaron a cabo las negociaciones. Disfrazado, Fernando llega al palacio de los Velada en Valladolid e Isabel le pregunta a Cárdenas si alguno de los llegados desde Aragón era Fernando, puesto que, aun habiéndose escrito el uno al otro, no se habían visto nunca; Gutiérrez de Cárdenas respondió a la princesa Isabel: “Ese es”. Le gustó tanto la frase, que finalmente la convirtió en su símbolo 

El pueblo de Ocaña ofrece aún muchas otras cosas que ver cómo La Casona, la Iglesia de Santa María de la Asunción, Iglesia de San Juan Bautista, el Museo Porticum Salutis o la Torre y Arco de la Iglesia de San Martín. También se puede disfrutar de una buena gastronomía manchega, entre las preparaciones tradicionales están: las Migas, Gachas o puches manchegas, Pisto manchego o la sopa de ajo, entre otras. Y para acompañar nada mejor que un vino de la región, los caldos producidos en la Mesa de Ocaña están incluidos en la Denominación de Origen La Mancha. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Otoño: tiempo de aventura en Skydive MADRID

October 15, 2020

Cada estación del año tiene su encanto y belleza para disfrutar de un salto en paracaídas. El otoño con su gama de colores en tonos amarillos, naranjas …

Ler Más

Nota Informativa: suspendida las restricciones de movilidad en Madrid

October 8, 2020

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado las medidas que restringen desde el viernes 2 de octubre la movilidad en diez municipios de la …

Ler Más